Clínica de estética en Leganés Madrid

Teléfono 91 694 46 26
Inicio » medicina vascular

medicina vascular

unidad vascular

Desde mediados del siglo XIX, con el advenimiento de la jeringuilla hipodérmica (Pravaz 1851), la esclerosis de varices ocupa un papel preponderante en el tratamiento de esa patología.

Concomitantemente, en las últimas décadas toma fuerza una preocupación estética mayoritariamente femenina por la eliminación de las telangiectasias o arañas vasculares de los miembros inferiores que en muchos casos no están asociadas a patología varicosa de grandes venas, lo que hace que otras especialidades médicas tomen contacto con la técnica de esclerosis venosa.

En Clínica Gala responsablemente solo tratamos MICROVARICES y las microvarices consisten en la dilatación patológica y permanente de las vénulas más superficiales de la piel. Se trata de una patología multifactorial, en cuya base existe un factor genético, que favorece el desarrollo de un colágeno anormal de la pared del vaso facilitando la dilatación venosa ante diferentes mecanismos que aumenten la presión intravascular.

En los pacientes predispuestos pueden incidir factores agravantes tales como:

  • Sexo: Las microvarices afectan con mayor frecuencia a las mujeres.
  • Edad: Su incidencia aumenta con la edad.
  • Alteraciones hormonales: Tanto los tratamientos hormonales como el embarazo, pueden favorecer la aparición de microvarices, si bien no se han detectado receptores hormonales a nivel de la pared venular.
  • Ropa ajustada, trabajo que nos obligue a permanecer depue durante largos periodos de tiempo, celulitis y obesidad
  • Calor: Provoca vasodilatación venosa como exageración de su acción termorreguladora.
  • Fenómenos neoangiogénicos: Como traumatismos, hematomas, escleroterapia, depilación con cera caliente, etc.
  • Exposición solar: La exposición solar excesiva la consideramos predisponerte de lesiones vasculares dérmicas debidas a fotoenvejecimiento en otras regiones como cara y escote.
  • Sindromés post flebíticos y venas tronculares insuficientes
    Existe un pequeño porcentaje de pacientes portadores de microvarices secundarias.

 

La finalidad de la esclerosis vascular es ocasionar un daño en el endotelio con el menor componente trombótico posible, limitado a la estructura que deseamos tratar, y que favorece a la fibrosis y reabsorción del trayecto vascular. Cuanto mayor es el componente trombótico y/o inflamatorio, mayor es la posibilidad de complicaciones locales tales como pigmentación hemosiderínica, melánica, o la recidiva por la recanalización del vaso tratado, además mecanismos tales como el fracaso en el drenaje de la circulación cutánea, la neoangiogénesis y otros factores aún no debidamente comprendidos, podrían ser los responsables del “matting” local.

esclerosis química

El daño endotelial, puede ser provocado a través de diferentes mecanismos esclerosantes:

Esclerosis química: La lesión celular se produce a través de cambios en la tensión superficial, alteración del pH u osmolaridad plasmática, incluye también la CRIOTERAPIA o críoesclerosis que utiliza esclerosantes que pueden ser enfriados a muy bajas temperaturas sin congelarse.

Esclerosis a través del calor: Generados por láser (fototermolisis) o radiofrecuencia.

INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DEL TRATAMIENTO ESCLEROSANTE

Indicaciones:

Las microvarices constituyen una indicación absoluta del tratamiento esclerosante sea a través de métodos físicos o químicos, sin embargo la simple existencia de las mismas como manifestación clínica no justifica la indicación del tratamiento, que será solamente indicado ante la expresa solicitud del paciente. Una vez realizados los exámenes clínicos necesarios para descartar patologías asociadas se comenzará el tratamiento esclerosante.

contraindicaciones:

-Hipersensibilidad a los agentes esclerosantes
-Antecedentes de trombosis venosa profunda
-Trombofilia
-Embarazo
-Enfermedades que afecten el estado genera del paciente
-Infecciones agudas
-Edad avanzada

Clínica Gala
Calle Nuncio, 1
28911 Leganés (MADRID)
Teléfono 91 694 46 26
email: info@clinicagala.es